21/04/2020

Cambios en los aranceles de los productos europeos

Actualización 21 de junio 2021: suspensión de aranceles por 5 años

Estados Unidos y la Unión Europea acuerdan la suspensión durante los próximos cinco años de los aranceles surgidos por la disputa Boeing-Airbus

Los Estados Unidos y la Unión Europea han resuelto el pasado martes 15 de junio la controversia surgida 17 años atrás por los subsidios concedidos a las grandes aerolíneas Boeing y Airbus, norteamericana la primera y europea la segunda.

El origen de esta disputa que se remonta a 2004 conllevó la adopción de nuevos y mayores aranceles aplicados a productos no relacionados con la aviación. No obstante, con la solución adoptada las partes se comprometen a la suspensión de dichos aranceles por un periodo fijado en cinco años, hasta 2026.

Concretamente, el acuerdo alcanzado implica que los aranceles sancionatorios sobre muy diferentes productos como el aceite de oliva, quesos, vino y otras bebidas alcohólicas -valorados en un total de 11,5 billones de dólares- dejarán de ser aplicados, tal y como ya se había acordado de forma temporal el pasado marzo de 2021.

Además, lo pactado señala la existencia de ciertos límites que de ser superados implicarán el regreso de las sanciones. Esta limitación consiste en que las concesiones de la UE hacia Airbus no superen una cantidad coherente o “línea roja”.

El arreglo fue protagonizado por Katherine Tai, cabeza de la Oficina del Representante Comercial de EE.UU. (USTR), y Valdis Dombrovskis, vicepresidente de la Comisión Europea. Por su parte, Tai comentó que “el comunicado de hoy resuelve la irritante relación comercial que venían teniendo EE.UU. y la UE”. Añadió que en lugar de pelear contra uno de sus mayores aliados, por fin Estados Unidos vuelve a caminar junto a la Unión para hacer frente a posibles amenazas de manera conjunta.

En el comunicado emitido conjuntamente con la Unión Europea, se indica la creación de un Working Group on Large Civil Aircraft. Este es un grupo de trabajo liderado por los respectivos altos representantes de comercio que buscará encontrar una solución duradera y definitiva.

Por último, como parte del acuerdo, ambos lados del Atlántico se comprometen a investigar y desarrollar fondos de financiación transparentes y, sobre todo, a evitar aquellos como las exenciones fiscales que dañan considerablemente a la otra parte.

Actualización 15 de marzo 2021: suspensión temporal de aranceles

El pasado viernes 5 de marzo la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, emitió un comunicado oficial donde anunciaba la suspensión temporal de los aranceles comerciales entre EE.UU y la Unión Europea. La noticia tuvo lugar tras el encuentro telefónico que la comisaria europea mantuvo con el presidente de los Estados Unidos. Aunque al iniciar su mandato Joe Biden respetó las medidas arancelarias ejecutadas por su antecesor, Donald Trump, ahora parece que el demócrata ha optado por mejorar las relaciones con el continente europeo y abrir las puertas a la negociación. Por el momento, tanto los aranceles sobre aviación como los aplicados a otros productos se cancelan durante los próximos cuatro meses, aunque ninguna de las dos partes descarta prorrogar este periodo. La Ofician del Representante de Comercio de los Estados Unidos (US Trade Representative) ha indicado que dicho periodo de anulación de aranceles sobre los productos europeos comienza a las 12:01 a.m. (eastern time) del 11 de marzo.

Esta decisión es el primer paso hacia una mejoría de la relación UE-USA y demuestra la predisposición de estas potencias a abandonar las tensiones de los últimos años. Von der Leyen aseguró que ambos tienen la intención de resolver el conflicto de los subsidios a Airbus y Boeing.

El anuncio ha sembrado cierta tranquilidad entre los fabricantes españoles de aceite, queso y vino, los sectores más afectados en España ya que se aplicaba un 25% de arancel sobre sus productos. Se espera con ánimo que este año pueda alcanzarse un acuerdo definitivo poniendo punto final a la disputa comercial.

Actualización 17 de febrero 2021: Biden mantiene los aranceles europeos

La respuesta europea a la política comercial de la Administración Trump.

Durante los años de mandato del expresidente Trump (2017-2021), las medidas tomadas en materia comercial por ambos lados del Atlántico han desembocado en un serio enfrentamiento. Por su parte, Trump impuso en 2019 una serie de aranceles por valor de 7.500 millones de dólares hacia los productos de origen europeo. Ante esta severa política arancelaria, Stavros Lambrinidis, el embajador de la Unión Europea en Washington trató de consensuar nuevos acuerdos para menguar las tensiones comerciales entre ambos actores, pero el intento fue fallido.

Por ello, las instituciones europeas decidieron aplicar una respuesta homóloga el 7 de noviembre de 2020, que se tradujo en un incremento impositivo a ciertos bienes estadounidenses. La decisión europea está recogida en el Reglamento de Ejecución 2020/1646 de la Comisión Europea, y se fundamenta en la autorización que emitió la Organización Mundial del Comercio (OMC) el pasado octubre de 2020. Tal y como plantea esta autorización, el artículo 22.7 del Estatuto de Solución de Diferencias (ESD) otorga a la UE el derecho a adoptar contramedidas aduaneras y arancelarias contra Estados Unidos.

Estos nuevos aranceles promovidos por Bruselas constituyen un total de 4.100 millones de dólares y se atribuyen a cuatro principales grupos de productos estadounidenses, siendo la industria aeronáutica el grupo más perjudicado, pues se le aplica un 44% del total arancelario. Puede encontrar el listado de productos estadounidenses con aranceles pinchando aquí

Todo esto como consecuencia de la disputa surgida en 2004 por los subsidios concedidos a Airbus (por parte de la UE) y años después a Boeing (por parte de EE.UU.), y que fueron calificados como ilegales por la Organización Mundial del Comercio (OMC). Las consecuencias de tal enfrentamiento continúan hasta hoy.

Biden mantiene los aranceles a Europa, pero deja la puerta abierta a la negociación.

El inicio del nuevo mandato presidencial en Estados Unidos durante el pasado mes de enero fue tomado con optimismo desde Bruselas. Un optimismo que encontraba su razón de ser en la esperanza de que el presidente demócrata Joe Biden retirase los aranceles impuestos por la Administración de Donald Trump. Sin embargo, a su llegada a la Casa Blanca, Biden convino con la política comercial internacional heredada de su predecesor republicano.

Así lo ha manifestado la Oficina de la Representación Comercial de los Estados Unidos (USTR), liderada por la abogada Katherine Tai desde hace apenas un mes, en un informe publicado el pasado 12 de febrero de 2021 en el Registro Federal. Este documento indica que la Oficina Comercial no ve necesaria, al menos por ahora, la revisión del listado de bienes con aranceles impuestos adicionalmente. La última revisión corresponde por tanto a la ejecutada por la Administración Trump al comenzar enero de 2021 y que mantenía los aranceles impuestos a lo largo de su gobierno.

A pesar de todo, según las declaraciones de Josep Borrell, Alto representante de la Unión en Asuntos Exteriores, los europeos continúan esperando tener la oportunidad de renegociar las políticas comerciales en los próximos cuatro años regidos por la Administración Biden.

Comercio entre EE.UU. y China durante la era Biden

Las relaciones políticas entre Estados Unidos y China se han caracterizado en los últimos años por una rivalidad creciente y unas represalias constantes. Es evidente que ambos Estados son dos gigantes comerciales que buscan liderar la carrera comercial global. Durante este último año, otros relevantes factores han entrado en juego en tan tenso escenario: la COVID-19 y su consecuente crisis económica. Así, Estados Unidos ha decidido mantener los aranceles impuestos a las importaciones chinas, que van desde el 7,5% impositivo hasta el 25%.

Por otro lado, la recién estrenada Administración Biden ha asignado a Katherine Tai el mando de la Oficina del Representante Comercial (USTR) del país norteamericano, quizá en un intento de que con esta abogada de origen asiático, bilingüe en inglés y mandarín, y experta en políticas comerciales internacionales se logre al fin mejorar las relaciones con el gigante asiático.

Actualización 21 de agosto 2020: Reducción aranceles a una pequeña lista de productos

La Unión Europea y Estados Unidos anunciaron el pasado viernes 21 de agosto de 2020 un acuerdo para reducir los aranceles que se imponen mutuamente a una pequeña lista de productos.

Este acuerdo, aunque poco significativo en cuanto a su impacto económico, dado que solo afecta a importaciones y exportaciones por valor de 271 millones de dólares anuales; se puede interpretar como una leve señal de reconciliación que aspira a tener continuidad, según han expresado en la misma declaración conjunta Robert Lighthizer, representante comercial de Estados Unidos, y Phil Hogan, comisario europeo de Comercio: “Tenemos la intención de que este paquete de reducciones arancelarias marque solo el comienzo de un proceso que conducirá a acuerdos adicionales”.

En el acuerdo, que aplicará retroactivamente desde el 1 de agosto de este año, la UE eliminará las tasas a la importación de langosta viva y congelada desde Estados Unidos (actualmente el arancel era de entre 8% y 12%), cuyas exportaciones a la UE supusieron 111 millones de dólares en 2017.

A cambio, EE. UU. reducirá un 50% los aranceles en las importaciones desde la UE de determinados productos incluido comidas preparadas, vajillas de cristal, productos de tratamiento de superficies, cargas propulsoras, mecheros y partes de mecheros, que suman juntos un valor anual de unos 160 millones de dólares.

Este acuerdo no afecta a los 7.500 millones de dólares anuales en gravámenes que EE. UU. impuso en octubre de 2019 con un arancel ad valorem del 25% a una larga lista de productos alimenticios europeos como el vino, aceite de oliva, quesos, aceitunas, etc…

Actualización 12 de agosto 2020: Mantenimiento 25% aranceles

Estados Unidos ha anunciado este miércoles 12 de agosto de 2020 que mantendrá los aranceles del 25% que impuso en octubre de 2019 a la Unión Europea por la disputa que los países mantienen ante la Organización Mundial del Comercio sobre las ayudas que entregaron a Airbus.

Solo habrá unos pequeños cambios en la lista de productos que entrarán en vigor a partir del 1 de septiembre: se eliminarán de la lista algunos productos de Grecia y el Reino Unido, pero se compensará su valor agregando productos de Francia y Alemania. Los productos españoles no sufrirán ninguna modificación.

Washington mantiene los aranceles porque considera insuficiente las medidas tomadas por Airbus y la UE, a pesar de que Airbus anunciara el pasado 24 de julio que incrementará los pagos de los préstamos que recibió de España y Francia en un intento por revertir los aranceles impuestos por Estados Unidos: “La Unión Europea y sus Estados miembros no han tomado las acciones necesarias para cumplir con las decisiones de la OMC”, dijo este miércoles Robert Lighthizer, el representante comercial de Estados Unidos. “Estados Unidos comenzará un nuevo proceso con la Unión Europea en un esfuerzo por llegar a un acuerdo que remedie la conducta que perjudicó a la industria de la aviación y a los trabajadores estadounidenses”, añadió Lighthizer en un comunicado.

 


Actualización marzo 2020: La Administración Trump aumenta los aranceles a los aviones de Airbus

La administración de Trump aprobó el pasado 18 de marzo las últimas medidas arancelarias. Estas incluyen un aumento del gravamen sobre las importaciones del fabricante Airbus hasta el 15%, además de añadir un 25% sobre las importaciones de cuchillos alemanes y franceses, los cuales se añaden a la lista de aranceles de productos europeos ya aprobados el pasado octubre.

El Gobierno de Estados Unidos anunció en febrero de 2020 un incremento del 10% al 15% de la tasa arancelaria impuesta a los aviones importados del fabricante aeronáutico europeo Airbus. La medida entró en vigor el pasado 18 de marzo. Esta decisión es parte de una larga disputa de más de 15 años por los subsidios concedidos a Airbus, competidor del fabricante norteamericano Boeing.

El 18 de octubre de 2019, Washington ya impuso unos aranceles a las importaciones del fabricante europeo de aviones Airbus del 10% y del 25% a una serie de exportaciones de productos alimenticios europeos, como quesos y aceitunas españolas. Esto se produjo después de que la Organización Mundial del Comercio (OMC) diera luz verde a que EE. UU. impusiera aranceles a las importaciones europeas de 7.500 millones de dólares en respuesta a los subsidios a Airbus. Se espera que se mantengan estos aranceles hasta que Europa retire estos subsidios o se llegue a un acuerdo.

Las autoridades europeas han condenado la decisión de aumentar de nuevo los aranceles en el contexto de la crisis sanitaria internacional por el COVID-19 y la amenaza de una recesión económica mundial, defendiendo la necesidad de cooperar para evitar una crisis con efectos devastadores.
Clay McConnell, representante del fabricante aeronáutico europeo Airbus ha urgido al gobierno de EEUU a trabajar en un acuerdo con la Unión Europea (UE) para finalizar esta antigua disputa. “La evolución de la pandemia del COVID-19 y su impacto en el sector de la aviación hace más necesario dejar este caso atrás y buscar un acuerdo sostenible para el futuro de la industria” afirmó McConnell.

Además, McConnell aseguro que el aumento de los aranceles no lo pagará Airbus, sino que afectará al sector de la aviación y a las aerolíneas estadounidenses, que ya se enfrentan a una escasez de aviones por a la crisis del fabricante estadounidense Boeing con los aviones 737 MAX y, ahora, a la crisis en el sector debido al coronavirus y la restricciones de viajes.

Airbus continuará las conversaciones con sus clientes estadounidenses con el objetivo de mitigar los efectos de esta subida de aranceles en la medida de lo posible, aunque espera que la oficina del Representante Comercial de los Estados Unidos cambie su posición, según recoge Reuters.

Por otro lado, la oficina del Representante Comercial de los Estados Unidos ha expresado continúan buscando una negociación y confían en que los nuevos aranceles obliguen a Bruselas a detener los subsidios ilegales. “No olvidemos que la OMC determinó que los subsidios ilegales a Airbus cuestan a nuestras empresas aeroespaciales y sus trabajadores cientos de millones de dólares en pérdidas de ingresos” dijo el portavoz de la oficina.

Por otra parte, se espera que la OMC actúe en mayo en un caso paralelo, en el cual la UE alega que los EE. UU. utilizan sus propios subsidios “ilegales” para favorecer a Boeing. Se espera que se otorgue también luz verde a la UE para aplicar gravámenes a las importaciones norteamericanas en Europa.

Aranceles norteamericanos a productos europeos: vino, aceite de oliva, queso y otros.

Además, EE. UU. también ha impuesto gravámenes del 25% a una larga lista de productos alimenticios europeos. Concretamente, la lista incluye productos de España (queso fresco, aceitunas y el aceite de oliva, entre otros), de Francia (vino, quesos), Alemania (café, galletas, gofres), Reino Unido (whisky, dulces) e Italia (quesos), y otros productos originarios de más de una veintena de países de la UE.

Entre otros, citamos a continuación algunos de los productos europeos más relevantes cuyos aranceles se han incrementado entre octubre y marzo:

  • 25% de arancel sobre los whiskys irlandeses y escoceses.
  • 15% de arancel sobre diversas prendas textiles y mantas de Gran Bretaña.
  • 25% de arancel sobre el café, herramientas y maquinaria de Alemania.
  • 25% de arancel sobre los quesos, el aceite de oliva y diversos productos cárnicos congelados procedentes de España, Alemania y UK.
  • 25% de arancel sobre los productos porcinos, la mantequilla y los yogures procedentes de diversos países europeos.
  • 25% de arancel sobre cuchillos de cocina y de carnicería procedentes de Alemania y Francia.

Aunque estos aranceles están permitidos por la OMC, las quejas de consumidores e industrias norteamericanas no se han hecho esperar, ya que generan incertidumbre y perjudican a negocios y trabajadores.

Los aranceles sobre el vino han generado daños incalculables en el sector en EE. UU. y en los consumidores, de acuerdo a Harry Root, fundador de la Alianza Comercial del vino que representa, entre otros, a los distribuidores del sector.

Se continúa discutiendo la posibilidad de llegar a un convenio, dentro de una negociación para lograr un acuerdo comercial más amplio entre EE. UU. y la UE, pero por el momento no se ha llegado a ninguna acuerdo.

Listado completo de productos europeos sujetos a los nuevos aranceles

Para revisar el listado de productos europeos sujetos a este aumento de aranceles, consulte los links siguientes (Fuente: Oficina del Representante Comercial de EE. UU.):

12 de diciembre de 2019: Anexos I y II, Review of Action: Enforcement of U.S. WTO Rights in Large Civil Aircraft Dispute
21 de febrero de 2020: Anexos I y II, Notice of Modification of Section 301 Action: Enforcement of U.S. WTO Rights in Large Civil Aircraft Dispute

Comercio entre EE. UU. y China

Mientras las tensiones comerciales con Europa se incrementan, el acuerdo comercial de la administración de Trump con China ya ha entrado en vigor. Así, los aranceles sobre más de 110.000 millones de dólares de productos chinos han caído desde el 15% al 7.5%. Los aranceles sobre 250.000 millones de dólares de otros productos de origen chino se mantienen en un 25%.
La entrada del COVID-19 en la escena mundial y el impacto económico que traerá, sin duda va a afectar las relaciones comerciales internacionales y los aranceles continuarán jugando un papel importante para modular estas relaciones. Habrá que estar atentos a los próximos meses al dictamen de la OMC respecto a los posibles “subsidios” a Boeing, cuyo resultado podría ser el primer paso para iniciar las negociaciones que permitan eliminar o reducir las subidas en los aranceles de los últimos meses a productos europeos.

 

 

 

Leticia
Leticia